"Valdocco... sueño y realidad.
Valdocco... casa, escuela, patio, Jesús.
Valdocco... es sonrisa, alegría, juego, estudio,
trabajo, esfuerzo.... pero también tristezas,
dolores, angustias.
Valdocco... es Tania, Enzo, Joel, Ramón, Alicia, 
Gaby, Pablo... rostros concretos, sonrisas
concretas, historias concretas... Valdocco es
Proyectos de vida.
Valdocco es aprender a hablar, caminar,  leer,
escribir, rezar, jugar, andar en bicicleta y a
caballo, sonreír, trabajar, ordeñar, cocer, cocinar,
barrer, hacer la cama, bañarse...
Valdocco son los coordinadores.
Valdocco son los que se preocupan por el agua,
el gas, los caminos, la luz, el teléfono...
Valdocco son los que pasan y saludan con una
sonrisa en sus labios, los que compran pan o 
queso, los que traen ropa o juguetes.
Valdocco no es fruto de unos reglamentos
preestablecidos en un escritorio, sino que es la
expresión del trabajo de un montón de gente
que quiere formar una familia con los pibes que
más necesitan.
La principal preocupación es que los pibes sean
felices, y al mismo tiempo, procurarles un techo 
y enseñarles a estudiar y trabajar para que se
defiendan en la vida.
Valdocco es mirar con los ojos de Jesús."

1/36